Durante los últimos años Outlast ha sido considerado uno de los juegos de terror más emblemáticos del género, incluso considerado el rey por muchos, dado a sus grandes dosis de tensión y lo grotesco que eran sus escenarios del manicomio. Ahora de la mano de Red Barrels, sale su secuela con la intención de superar en todo sentido a su hermano mayor, poniéndonos ahora en un ambiente más abierto y hostil que el primer título; un pueblo fanático religioso ubicado en el desierto de Arizona para descubrir sus secretos y claramente sobrevivir.

Nuestros protagonistas de la historia son una pareja casada de periodistas llamados Blake y Lynn Langermann, que tratan de investigar la extraña muerte de una mujer embarazada encontrada por las cercanías del lugar, pero al momento de acercarse a este pueblo el helicóptero en el que estaban abordo sufre un accidente, es aquí donde nosotros controlando a Blake debemos adentrarnos al pueblo para encontrar a nuestra esposa, armados únicamente con la herramienta clave de Outlast, una cámara de vídeo, que si bien como algunos saben, no tiene ningún poder especial así como nosotros no tenemos ninguna habilidad de combate, esta herramienta nos servirá en nuestra aventura con su ya conocida visión nocturna.

Si bien esta premisa de llegar a un sitio extraño para buscar a nuestra esposa ya es algo recurrente en videojuegos de este género e incluso películas, Outlast 2 no se esfuerza en hacerse diferencias de estos, su primera introducción es más que nada un tutorial para familiarizarnos con los controles, las mecánicas del mismo y terreno hostil que nos estaremos enfrentando. También tenemos a nuestra disposición algunas cosas que nos ayudaran en el viaje, como baterías, que como adivinarán, sirven para la recarga de nuestra videocámara y también vendas para curar nuestras heridas de los ataques enemigos.

Una particularidad en la historia es que no nos estamos enfrentando a un solo bando de enemigos, sino que a 2, por lo cual nos veremos envueltos una especie fuego cruzado en algunas partes del juego, pero que de igual forma ambos bandos están interesados en nosotros. También en un intento de desarrollar personajes, nuestro protagonista en algunas partes de la aventura tendrá flashbacks de su pasado en la escuela, que complementaran la historia.

Ahora que ya se mencionó de lo que trata el juego, es hora de responder a las siguientes preguntas:

Outlast 2, ¿Es un buen juego de terror?  ¿Es mejor que el primer Outlast?

La respuesta es un rotundo NO, el porqué de esto es bastante simple. Siempre he considerado que el verdadero terror es cuando al individuo se le deja expuesto a sus emociones básicas y estás aceleran su corazón, aunque no lo digo yo, lo dice la ciencia, y Outlast 2 no lo logra, aunque lo intenta, su «terror» se basa más en tomar desprevenido al jugador que mantenerlo incomodo, un ejemplo claro de esto son las persecuciones del juego que son bastante recurrentes, me explico, en algunas secciones del juego tienden a perseguirte los enemigos y tienes que esconderte o escapar para que no te atrapen claro está, esto se puede considerar correcto ya que estamos en un ambiente hostil y no sería realista que pasaras desapercibido siempre. El problema es que algunas de estas secciones se producen luego de haber pasado una zona en sigilo, como si los enemigos mágicamente supieran donde estás y más que una sorpresa se vuelve algo molesto, ya que una música te avisara al instante que comienza la persecución. También podríamos pensar que al menos las secciones de sigilo nos mantendrían tensos ¿no? Pues no, de hecho, aquí el juego se vuelve un ensayo y error, los enemigos están posicionados de tal forma que si cometemos un error estaremos muertos y volveremos a empezar. Lo que acabo de mencionar hace que el juego se vuelva frustrante, predecible y pierda toda tensión.

Algo que se puede destacar de Outlast 2 es su narrativa, aunque el juego este muy seccionado, las partes donde ocurre un acontecimiento importante, es medianamente interesante y te mantiene atento por lo que pueda llegar a pasar. Destacando los flashbacks más que nada, ya que la incógnita del personaje puede llegar a ser mucho más interesante que la trama principal. Sin embargo, llega a ser pretenciosa en muchas ocasiones por tratar de ser lo más desagradable posible, lo cual hace sentir al mismo juego una caricatura más que algo que puedas tomar enserio y por ende asustarte.

Tampoco ayuda la inteligencia artificial del juego que es deficiente, torpe y en muchas ocasiones llega a dar hasta risa.

Respondiendo a la otra pregunta de si es mejor que el primer título, la respuesta también es un no. Outlast 1 era imperfecto, pero sus errores no hacían el peso a lo que hacía realmente bien y debemos tener en cuenta que Red Barrels era un estudio nuevo y sin experiencia previa sobre el género de terror. Ahora la razón del porque Outlast 2 es deficiente en comparación a su hermano mayor, es que Outlast 1 era más natural, si recordamos, estamos en el papel de un periodista, pero este solo tiene la intención de conseguir la exclusiva de lo que sucede en el manicomio y luego queda atrapado en esa pesadilla. Su relación jugador-protagonista está muy bien construida desde un principio. En cambio, Outlast 2, eres un periodista al igual que en el primer título, pero con la diferencia que vas con tu esposa y quedas atrapado en la pesadilla por circunstancias extrañas y al inicio del juego sabes que algo muy malo está pasando y tus razones del porque llevar una cámara y recoger pilas es redundante, no hay razón del porque llevar una cámara, TU ESPOSA ESTA EN PELIGRO.

Hablando del ambiente hostil, Outlast 1 es más realista (Un manicomio donde algo presuntamente salió mal y los locos están sueltos haciendo de las suyas) que un pueblo que más que dar miedo, es una caricatura de lo que sería un pueblo lunático (Incluso Resident Evil 4 hizo esto mejor en 2005). También algo que logra Outlast 1, es que el terreno en el que estamos situados es un sitio cerrado y siempre he considerado esto un plus en los juegos de terror, si el protagonista del juego está en un lugar encerrado producirá un sentimiento agobiante al jugador, su intención de sobrevivir y escapar será mucho más genuina, no será una obligación de terminar el juego. En cambio, Outlast 2 comparte la misma linealidad que Outlast 1 pero la diferencia es que Outlast 2 da un falso sentimiento de libertad, pero estamos realmente en un pasillo al aire libre. En otras palabras, Outlast 1 es más honesto con el jugador.

Outlast 2 es una completa decepción, y es una verdadera lástima porque el ritmo de la demo era espectacular y con lo bueno que fue su hermano mayor, pensé que sería una revolución en el género de terror actual. Lamentablemente es un juego que ni les llega a los talones del Outlast original y ni siquiera cumple con las expectativas del mismo. Esta tan empeñado en ser políticamente incorrecto y contar una historia oscura, en un ambiente grotesco, que no se enfoca en los más importante que hizo grande a Outlast, el terror.

Outlast 2 es el niño del colegio que se come los bichos para dar asco y dice que ha vivido el infierno en la tierra para ser desesperadamente interesante.

Red Barrels tiene buenas ideas, pero al parecer el tiempo o la confianza que se tenían a ellos mismos hizo que Outlast 2 fuera un producto poco cuidado, hecho a la rápida y pretencioso.

 

Comments

Reseña Panorama
Gráficos
8
Sonido
6
Jugabilidad
5
Argumento
5
Compartir