El pasado 11 de mayo Freebird Games lanzo para sistemas móviles  (IOS y Android) su juego estrella «To the Moon», juego hecho con RPG Maker, cuya publicación fue en noviembre de 2011 y posee el premio  de Mejor Historia de GameSpot, siendo nominado también  a mejor música, momento más memorable, mejor dialogo, mejor final y canción del año.

A raíz de esto y aprovechando la salida de su versión móvil, encontramos óptimo hacer más que una recomendación un análisis del juego, ver las diferencias que pueden haber entre ambas versiones, y finalmente concluir si es recomendable o no cualquiera de las versiones.

El juego nos pone en manos de los doctores Neil Watts y Eva Rosalene, trabajadores de la empresa Sigmund Corps, la cual posee tecnología que permite cambiar los recuerdos de aquellas personas moribundas que deseen modificar su memoria para cumplir sus últimos deseos.

Como nuestro cometido, los doctores acuden al hogar de un anciano llamado Johnny, el cual nos cuenta que su último deseo es poder viajar a la luna, a raíz de esto surge la problemática, él no sabe porque, por lo cual habrá que recorrer su mente a través de “momentos“ para ir aprendiendo del paciente y así de a poco insertar el deseo de viajar a la luna, modificando su memoria a fin de que Johnny piense que viajo a la luna y pueda morir en paz con su deseo realizado.

Con esta premisa nos adentraremos en el viaje de los doctores Neil y Eva quienes irán conociendo y desentrañando la mente de Johnny para entender el porqué de su deseo.

La versión de computadora vs la de celular

Nos tomamos el tiempo de jugar primero la versión de pc tanto para tener la historia fresca como para poder hacer una comparativa entre ambas versiones, el desarrollador dice que la versión móvil tiene un pequeño remasterizado, se puede atribuir que visualmente es más liso, pero esto se debe también al tamaño de la pantalla vs el de una computadora donde solemos colocar la opción a pantalla completa por lo cual la imagen tiende a verse más pixelada.

Respecto a los controles  no hay grandes diferencias, en vez del manejo por flechas se hará con un pad que se presentará cuando hagamos movimientos y que las secuencias que requerían acciones con el mouse se pueden hacer vía la pantalla táctil del celular.

En cuanto al juego en general, es exactamente el mismo, no modifica historia, ni diálogos, su único punto es que al haber salido hace tan poco tiempo aún están trabajando en las traducciones para las versiones de celular, ya que la opción multilenguaje solo está presente en la de computador.

Donde recae la mayor diferencia entre ambas versiones es en su precio, ya que la versión de teléfono tanto en la AppStore (IOS) como en Google Play (Android) posee un precio de  $4.99 en cambio la de computador vía Steam cuesta $9.99

De la mente a la luna

Es desde este punto  donde se harán una serie de spoilers por lo cual si no haz jugado el juego recomiendo que juegues cualquiera de las 2 versiones.

Como buen juego hecho en RPG Maker, «To the Moon» posee una gráfica sencilla inclinado más a un estilo tipo anime.

El título posee 2 puntos fuertes, la historia y su soundtrack, y un punto débil que es su gameplay,  el cual pese a su déficit se puede pasar por alto gracias al nivel tanto del soundtrack como de la historia.

Refiriéndonos al desarrollo de la historia, nos mantiene engatusados con el cuestionamiento de que va a suceder a posteriormente. Se desarrollan 2 planos para esto, siendo el primero el viaje a la mente de Johnny, el descubrimiento de las decisiones y momentos que lo llevan al punto donde su vida está por acabar y el motivo de su insistente deseo de querer viajar a la luna. Ligado a esto, se hace presente el desarrollo de personajes de los doctores Neil y Eva, ya que a la hora de realizar su trabajo salen a la luz tanto sus cualidades como un cuestionamiento humano con respecto a las dudas que surgen a raíz de los recuerdos de Johnny, siendo la más evidente por qué la casa y el faro presenta una cantidad absurda de conejos de origami.

Si salimos del plano del juego, surge un cuestionamiento ético con respecto a la modificación de la memoria y que se haríamos de existir algo de semejante calibre en la actualidad, generando el conflicto interno. Si tuvieramos la posibilidad preferiríamos, ¿Vivir en una fantasía, que por razones obvias nunca ocurrió?, o ¿Aferrarnos a la experiencias de nuestra vida original?

La música en «To the Moon» se adapta de manera precisa en el desarrollo de la historia y las escenas que se presentan a lo largo del  juego. De la mano de Kan Gao sus melodías, musicalmente hablando, reflejan la frase “menos es más“, ya que la sencillez de sus composiciones trasmiten una serie de emociones que enlazadas con la historia y el contexto en el yacen planteadas quedan a la perfección.

Laura Shigihara por su parte pese a solo haber aportado con una canción, es probablemente la pieza más importante de música en el juego, ya que se usa para el que probablemente el momento más emotivo del juego.

A nivel de jugabilidad es donde se presentas sus fallos. Al avanzar con los personajes muchas veces nos obliga a dar vueltas que son derechamente innecesarias, y no a la hora de desarrollar objetivos como lo hacen otros juegos, sino respecto al movimiento de los personajes, a ratos es torpe y te obliga tomar rutas las cuales de ahorrarse se tendrían unos 15-20 minutos menos de duración al juego.

Ya en su gameplay sucede algo similar. Para poder dar los saltos al pasado en la mente de Johnny hay que usar un “memento “, para ello te obliga a recorrer el lugar en el que estas presente para encontrar una serie de objetos, estos generaran un “enlace al pasado” para así hacerlo funcionar. Una vez los encuentras los enlaces, el juego te hará resolver un puzzle  de una dificultad mínima la cual aumenta con cada “memento “, una vez resuelto, podremos seguir avanzando en la memoria de Johnny.  Si bien esto hace que la experiencia sea más dinámica, es un tanto vacía, aunque se pueda pensar que los enlaces puedan tener relación profunda con respecto a lo que es el viaje a otro tramo de los recuerdos, no suelen aportar mucho, son más para aumentar el tiempo de juego y que este sea justamente eso, y no una historia interactiva.

En conclusión; «To the Moon» es una experiencia recomendada para cualquier tipo de jugador, para el casual, para quien se está adentrando en el mundo o aquellos que gozan ya de haber probado un catálogo más extenso. Pese a lo torpe que puede ser a ratos respecto a su jugabilidad, queda en un segundo plano ya que la historia con la música se devoran sus fallos para entregar una de esas historias que te llegan al corazón.

Puedes descargarlo de Steam aquí, del Appstore aquí y de Google Play aquí

Trailer:

 

Comments

Reseña Panorama
Argumento
8
Sonido
9
Gameplay
7
Visual
8
Compartir