En medio de una situación global sin precedentes donde el COVID-19 nos mantiene separados físicamente y que por consiguiente ha causado un auge en el teletrabajo, nos enfrentamos a un escenario donde se multiplican las potenciales amenazas a la seguridad. Debido a que los usuarios pasan más tiempo conectados, son más susceptibles a ataques de ingeniería social.

Esta nueva tendencia del teletrabajo trae implicaciones para la ciberseguridad que ahora se enfrenta a nuevos desafíos, tales como el uso de redes domésticas, multiplicidad de usuarios, videoconferencias y el e-commerce entre otros. La pandemia solo agudizó e hizo más urgente la necesidad que se tiene en cualquier organización por proteger la información.

El Teletrabajo dejó al descubierto que si bien en el ámbito corporativo había quienes ya habían adoptado o comenzado procesos de transformación digital y pudieron adaptarse al nuevo escenario, otras organizaciones que postergaron la decisión se vieron tremendamente afectadas por la falta de mecanismos de protección de su información. Hoy más que nunca la seguridad y protección de la información son una ventaja competitiva para el mundo empresarial.

“A diario leemos sobre empresas vulneradas y es por esto que desde Kingston Technology queremos contribuir a mitigar esta situación y apoyar a quienes son responsables de proteger la información para que conozcan lo que podemos hacer por ellos” enfatizó Armando Galván, Responsable de Corporativos para Kingston Technology México.

La seguridad informática tiene 3 pilares básicos que son indispensables para cualquier implementación exitosa: Software, Políticas y Hardware. El uso de dispositivos encriptado por hardware, un almacenamiento rápido, combinados con las mejores prácticas, estándares y políticas son claves. Las computadoras portátiles y los dispositivos USB perdidos dejan a las personas y empresas vulnerables a la exposición de información personal y privada. Kingston ofrece soluciones de prevención de amenazas para ayudar a mitigar los riesgos mientras complementa un plan de seguridad existente o en desarrollo. Sus SSD & USB seguras son un componente integral en la infraestructura de TI que incluyen soluciones de almacenamiento encriptado, para proteger los datos dentro y fuera del ambiente corporativo. “La ventaja es que hoy con el advenimiento de los SSD a un costo mucho más accesible, y estándares abiertos como TCG Opal de encriptación por HW, se facilita muchísimo obtener niveles muy avanzados de seguridad sin sacrificar la productividad del usuario, ni invertir enormes sumas de dinero” resaltó José Luis Fernández, Responsable de Tecnología para Kingston Technology Cono Sur.

Comments

Compartir