Raramente se tocan temas como la depresión, la muerte o la enfermedad, en los videojuegos, ya sea por la dificultad o simplemente porque queda como idea en segundo plano. Son justamente estos temas los que son usados en el videojuego que veremos esta semana: The Cat Lady, una obra realizada por Harvester Games.

The Cat Lady es una aventura gráfica de terror la cual gira entorno a Susan Ashworth, una mujer solitaria de 40 años con un pasado desafortunado, quien ha tenido como única compañía en su vida a los gatos que alimentaba. Debido a esto, un día llena de desprecio hacía el mundo, sumado a su soledad y dolor decide dar termino a su vida consumiendo 34 pastillas para dormir.

Después de esto aparentemente despertamos en un lugar que podría interpretarse como el limbo, comenzamos a avanzar y una serie de sucesos extraños empiezan a ocurrir hasta dar con una misteriosa casa en la cual una anciana nos recibe. Pidiéndonos que la llamemos la reina de los maggots, nos  ofrece volver a la vida con una condición, exterminar a los “parásitos”, gente perversa que se acercaran a ti para hacerte daño.

Pese a lo descabellado que llega a sonar, nos promete un poder: la inmortalidad y con ello una vez sean exterminados estos “parásitos” recobraremos el sentido a la amarga vida que llevábamos y que para nosotros no valía nada. Posterior a finalizar el dialogo con la dama ocurre una secuencia de la que no planeo hacer spoiler, comenzara nuestra aventura.

La apuesta en escena que se hace de este juego es en un plano inicial la de una aventura gráfica de terror, girando principalmente entorno a la interacción con el resto de personajes y a la resolución de puzzles, los cuales en comparación de otros títulos del genero, no abusa de una excesiva dificultad, haciendo que la experiencia sea más amena, y menos estresante el proceso de viaje.

La interpretación y actuación de los personajes en el juego es un término medio, ya que pese a mantener un buen ritmo, en algunas ocasiones la emoción que se busca expresar suele quedar un poco “floja”. Respecto al apartado visual es un juego triste en el sentido estricto de la palabra, se centra en el uso de colores fríos, donde muchos de los paisajes y/o escenas en el juego son en blanco y negro, estando presente en algunos casos puntuales colores como el rojo, para ciertos cuadros que vienen a representar emociones mas cálidas  o más intensas a nivel emocional (para bien o para mal) para nuestra protagonista. Gráficamente el juego presenta un estilo propio de diseño el cual refuerza en muchas ocasiones lo que el guion trata de transmitir.

Adentrándonos en la trama, es aquí donde el juego es realmente fuerte, puesto que a lo largo de esta se ven claramente como la mezcla del terror y misterio son usados de manera elegante para mostrar cosas como son la depresión, enfermedad, locura, en general el drama humano, destacando los enfrentamientos con el yo interior, donde pese a que el juego es de una tonalidad pesimista , se ve como la depresión puede ser afrontada mediante el diálogo y la compañía adecuada.

También posee un desarrollo basto de personajes, con variedad de personalidades las cuales reflejan distintos estados de la vida sin censurar algunos de los estados primigenios del ser humano, viéndose oscuridad, locura, esquizofrenia, paranoia y maldad, todo esto plasmado en distintos caracteres que se presentan a lo largo del juego. Se suma también el viaje psicológico que tiene Susan puesto que habiendo tratado de suicidarse ,avanza por un camino hacia su anhelada paz.

Descargarlo de Steam aquí

Trailer:

Comments

Reseña Panorama
Gráficos
7
Sonido
8
Argumento
9
Jugabilidad
7
Compartir